Cómo liarse con un chico

Allá lejos y hace tiempo, en la época de tus abuelas, el primer paso en un cortejo siempre lo daban los varones. El que una mujer siquiera pensase en tener la iniciativa era la clase de cosa que se decía “poco femenino”. Los tiempos han cambiado, y con ellos la forma de relacionarse entre personas. Si quieres liarte con un muchacho, aquí tienes algunos consejos.

Ten confianza, o simula tenerla

Pocas cosas hay más atractivas que la confianza. Si te muestras confiada en ti misma, atraerás más miradas que si te quedas en un rincón. Muestra que sabes lo que quieres, y te verás muy atractiva. Y si al muchacho que tienes como objetivo no le gusta una mujer con confianza, dicho en vulgar, que le den. Ve a por alguien que valga la pena.

Vístete para la ocasión

Busca ropa, calzado y accesorios que te gusten, que te queden cómodos y que resalten lo que desees resaltar. El objetivo no es exhibirse como si estuvieras a la venta, sino mostrar algo de ti que te agrade. Cuando una mujer está cómoda con su cuerpo, o con su ropa, se nota, y eso es muy atractivo.

Estudia tu objetivo

Si sabes con quien quieres liarte, es hora de saber más sobre él. Es muy sencillo encontrar información de él en las redes sociales, además de hacer preguntas como al pasar sobre él. Busca qué cosas le gustan e infórmate, para poder preguntarle al respecto.

Obsérvalo desde lejos y sonríele

Una forma sencilla de hacerte notar es mirarlo a través de una habitación. Tarde o temprano sentirá que alguien lo está mirando, y empezará a buscar quién. Cuando sus ojos se encuentren, baja un poco los párpados y sonríele. Hazlo con confianza para aumentar el efecto. Vuelve a hacerlo un par de veces hasta que comprenda que sí, que lo miras a él.

Acércate cuando esté solo

La mayoría de los varones se vuelven algo estúpidos cuando están en grupo, y no te prestarán atención si te acercas entonces. Espera a que esté solo, o con un amigo con el que tengan una conversación desganada, y acércate con paso seguro, sin dejar de mirarlo de forma coqueta.

Utiliza el lenguaje corporal

Aprovecha para enviarle mensajes sin palabras, y aprende algo de lenguaje corporal. Puedes enviar algunos de estos mensajes cuando sepas lo que quieres transmitir:

  • Juguetea con tu cabello: es una clara señal de coqueteo, ya que es una forma de enviar feromonas hacia él.

  • Baja un poco tus pestañas: es una forma de decir que te gusta lo que ves, en especial después que él te diga su nombre.

  • Has que tus pies apunten a él: de esta manera, dices que tu atención está en él, y que no es una conversación abierta a otra persona.

Evita el cruzarte de brazos, el sostener algo por delante de tu cuerpo (como una copa, por ejemplo), ya que eso implica una barrera entre tú él.

Háblale de algunos de sus gustos

Puedes preguntarle sobre por qué prefiere tal o cual género de música en vez de otro, o comentarle la curiosidad que te causó el ver que veía esta serie de películas en vez de aquéllas. Escúchale y hazle preguntas, añadiendo algún comentario interesante.

Rompe la barrera del contacto

Una vez hayan roto el hielo, tócalo de forma sutil, como al pasar. Una palmada en el hombro, apoyar tu mano un segundo en su brazo, algo en ese temor. Haz un comentario sobre su ropa o sobre su estado físico positivo, como para disimular, en un tono que le haga ver que le estás coqueteando.

No temas dar el primer paso

Una vez haya quedado claro el ambiente entre los dos, puedes insinuarle que le gustaría que te besase, o que te abrace, o que se líe contigo en general. Si no entiende las indirectas, acércate despacio y pregúntaselo en la oreja, con voz suave. Cuando dé su aprobación, adelante.

Hazle caso a tu instinto

Cuando sientes que algo va mal, hay muchas posibilidades que así sea. Si sientes que ese chico te da una mala sensación, lo mejor es no seguir adelante. Esa mala sensación se debe a que has detectado, sin ser consciente de ello, cosas que son alarmantes en él. Aléjate de ese muchacho.

Autora del artículo